Viajes
Por: Actual Inmobiliaria / 24 de noviembre 2019
Compartir
facebook twitter

Caribe Colombiano: Un paraíso llamado Taganga

“Playa, brisa y mar es lo más bello de la tierra mía; tierra tropical con un ambiente lleno de alegría”. Así reza el estribillo de una famosa canción “ochentera”, la cual resume el encanto de esta caleta de pescadores.

A diez minutos del centro histórico de Santa Marta —la ciudad más antigua de América del Sur—se encuentra otra joya de Colombia, el pueblo de Taganga. Está rodeado de imponentes montañas verdes y ocres, que se conjugan con el azul cristalino del mar Caribe. Un paisaje que mezcla lo desértico con lo caribeño, y que lo con- vierte en un lugar imperdible de conocer. Se trata de uno de los sitios turísticos más visitados en Colombia.

Desde hace 5 años que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo junto con la organización PROCOLOMBIA, han promovido turísticamente al país con el slogan: “Colombia es realismo mágico”. La frase sintetiza desde la corriente literaria lo que a los ojos de los turistas resulta extraordinario, pero que forma parte de la cotidianidad de las personas que viven en esos sitios.

Taganga, por cierto, merece el calificativo de “mágica”. La sola experiencia de llegar hasta allí lo es, pues necesariamente hay que cruzar el barrio Pescaito, famoso por ser la cuna del “Pibe” Valderrama. Aquí, los taxis deben hacerse paso entre grupos de niños que juegan al fútbol en sus calles. Una vez que se deja atrás este barrio, empieza el ascenso de una montaña, donde se aprecia una agreste vegetación árida. Luego, se ve a lo lejos como se conjugan pequeñas casas dispersas con decenas de botes pesqueros y lanchas en la orilla de mar. Sin lugar a dudas, el paisaje perfecto de bienvenida.

A pesar de ser un pueblo pequeño, en Taganga es imposible aburrirse. De partida, cuenta con una amplia playa,donde se puede gozar de una mañana de sol acostado sobre la arena, mientras la fresca brisa del mar hacen más llevaderas las altas temperaturas que rondan sobre los 32o.

Además del nado, es posible practicar otros deportes bajo las refrescantes y cristalinas aguas del mar Caribe. Como el buceo, ya que en la caleta existen unas 6 escuelas. Otra alternativa es tomar una lancha para llegar (en 5 minutos) a Playa Grande, donde es posible montar en banana náutica, hacer esquí o andar en motos acuáticas. Por otra parte, existen excursiones a los alrededores de Taganga. Entre los destinos más pro- mocionados se encuentra el Parque Tayrona, famoso por sus playas. También Buritaca, un pueblo donde el río del mismo nombre se une con el Océano Atlántico, y con solo dar unos pasos, se puede pasar de agua dulce a salada. ¿Qué más? Cascadas de Quebrada Valencia, donde tras una caminata o cabalgata a través de cuerpos de agua se llega a una imponente quebrada.

Otra opción muy popularentre los turistas es el tour a Minca, un pueblo cafetero en la Sierra Nevada de Santa Marta.
Además de las diferentes actividades que se pueden realizar, existen varios resrio donde se puede sentir una conexión con la naturaleza y con el legado de sus antiguos habitantes. Es un lugar, como muchos de Colombia, donde se siente el realismo mágico de una nación que ha inspirado a artistas, poetas y aventureros.